martes, 30 de diciembre de 2014

Calientapollas de gym

THIN is IN!!!! Body progress pic of meツ Loving the results of my workouts so far….abs, here we comeeeee♡♡♡

2hot2bstr8.tumblr.com
2hot2bstr8selfies.tumblr.com
Chavalito guapete, con buen cuerpo, cachitas y con la polla exhibible. Ese podría ser el prototipo de calientapollas de gym. Cuando te lo encuentras en el vestuario es imposible no mirarlo y además quieres que se entere de que lo miras: la esperanza de ligarse al chulazo no se pierde nunca.

Cuando se dan cuenta de tus miradas lascivas hacen como que no las ven... pero a muchos les gusta sentirse observados y juegan con ello, es cuando pasan de chulazos a calientapollas.

Si te los encuentras regularmente, las primeras veces simplemente se dejan mirar, pero luego se aburren y suben un poco el tono para que no decaigas y mires a otros, entonces empieza el jugueteo.

Coincides con ellos en la piscina y te sumerges para verlos cuando reposan en el extremo... es fácil que se toquen un poco, pero poco... lo justo para que no te lo tomes como una señal, pero te ahogues buceando mientras esperas que se repita la tocada de paquete que te pone frenético.

Si te los tropiezas en la ducha se quitarán el traje de baño en el pasillo sabiendo que tu te alejarás del chorro para enjabonarte y asomarás la nariz sacando la cabeza de los separadores para verlos desnudos y ponerte malo.

O si terminan antes que tu se pasarán por la ducha fría para ponerse delante de ti y sobarse enteros mientras jadean por el frío del agua. Te espiarán con el rabillo del ojo para comprobar que babeas viendo como el agua les escurre por su cuerpazo, la polla y por el culo.

Si los pillas subiéndose el gayumbo se lo bajarán un poco otra vez para comprobar que no se lo ha puesto al contrario y de paso dejar que les veas el interior del tejido en la zona peligrosa y sobre ella la polla un poco morcillona... lo justo para que dudes si están excitados o es que son así de machitos.

Y tu mientras te derrites soñando que has visto unos restos blancos en el interior del gayumbo fruto de la paja que se han hecho antes de venir al gim para no empalmarse en los vestuarios.

Cuando se secan el pelo en el espejo comprobarán a través de él que no les quitas ojo al vaquero que les acaricia el culazo de vértigo, ni a la espalda musculada, que mueven para que se les marquen los musculitos. Todo para tu deleite y por el ensanchamiento de su ego de gym.

Te pones malo cada vez que te los encuentras y ellos disfrutan de provocarte.

Me encantan los calientapollas... en el gym también


Ser tío, que te molen los tíos e ir a un gimnasio, aunque pueda tener una parte embarazosa, es lo más grande que hay. No sé si os pasará a vosotros, pero aparte de hacer ejercicio, me mola ir a las mismas horas para ver a otros chavales que me gustan.

Mientras hago pesas o algún ejercicio de máquina, entre descanso y descanso, entre serie y serie, me pego un buen recreo a la vista. Que si el chavalote de pelo cortito moreno de ojos claros y una cara para comérselo a besos, del que tengo delante haciendo aperturas laterales mientras me ofrece su precioso culito con el que imagino pegarle una buena follada, del grupo de amiguetes guapetes que siempre se reúnen y se van turnando ejercicios echándose unas risas mientras yo imagino que los tengo a todos alrededor meneando sus rabos gordos y grandes, dándome de comer sin descanso buenas cantidades de polla y soltando al final buenos lefotes, del chaval encargado que me enseña cómo se hace un ejercicio y me coge de la pierna o los brazos...

Y lo mejor no es esta sesión de deporte, lo más maravilloso de un gimnasio es el momento de los vestuarios, cuando puedes ver a todos esos tios con los que te has imaginado buenas mamadas y folladas, verles desatándose las zapatillas poniendo el pie en el banco mientras están sudados como tú, enseñando los fuertes músculos de los brazos, quitándose las camisetas y dejando al descubierto el torso sudoroso marcando abdominales y pectorales, disfrutar en primera persona y bien cerquita cómo el grupo de chavales se van quitando la ropa y terminan bajándose los calzoncillos mostrando unas buenas pollas y unos buenos huevazos mientras siguen gastándose bromas, ver a otro que sale de la sauna totalmente desnudo, en hora punta cuando el vestuario está atestado de tios y los cuerpos están bien cerquita unos de otros, quitándose y poniéndose ropa.

Las duchas abiertas son la situación más complicada. No hay casi nada que me ponga la polla tan tiesa y dura en un milisegundo como la imagen de una fila de tios en la ducha enjabonándose, viendo cómo se bambolean sus rabos colgando, disfrutar de esos brazos musculosos frotar el cuerpo, la vista trasera con unos buenos culos.

Supone un gran esfuerzo apartar la mente de algunos pensamientos y hacer que tu propia polla no te gaste una mala pasada levantándose en un momento poco oportuno. Sobre todo cuando llega tu turno de ducharte y sobre todo si te toca a los lados con varios chavalotes bien dotados. La mente se va solita a la polla y ya imagino allí de rodillas comiendo rabos, todos para mí, hasta escupir leche.

Y aunque esta parte me encante, por complicada que sea, hay una que me mola más aún y no tiene que ver tanto con el sexo como con la atracción hacia los tios, más bien hacia la belleza masculina que me encanta. Ver a un tio vistiéndose, poniéndose los pantalones, la camiseta, abrochándose los botones. Verlo enfrente del espejo echándose gomina, peinándose, coger la colonia y echársela hasta quedar bien guapete.

Me mola ir al gimnasio por todas estas cosas, no sólo para sentirme bien con mi cuerpo y conmigo, sino para vivir esta experiencia casi diaria entre un montón de tíos, donde siempre hay chavales nuevos, poder observar sus cuerpos y su belleza, poder disfrutar de buenos cuerpazos en los vestuarios, en las duchas y, cuando no hay dónde pillar asunto, cascarme un buen pajote haciendo realidad algún que otro sueño, con buenas sesiones de folleteo y mamadas en las duchas y un buen gang bang o bukake a su costa.

Es por eso que cualquier escena que conlleve sexo en un gimnasio o en las duchas o los bancos de los vestuarios es para mí como un aliciente, uno de esos sitios donde me mola hacer guarradas más que en ningún otro.

NEOBGAY

Gif I made from a snapchat vid. NIce wet head.
SouthernFratGuy




video

video


No hay comentarios: